¿Cómo seleccionar el Producto o Servicio para tu Emprendimiento?

            Una vez que estás motivado a desarrollar una idea de negocios, es importante determinar muy bien el producto, bien o servicio que ofrecerás. Qué vas a ofrecer? Cuál es la necesidad del mercado y Quiénes serán tus clientes?

           Qué vas a ofrecer? Observa los productos, bienes o servicios que ya están en el mercado y que serán tu competencia, ofrece innovación, algo novedoso, con valor agregado que marque la diferencia, que haga llamativa tu oferta y satisfaga las necesidades de tus futuros clientes.

            Has una investigación de mercado, averigua lo que las personas buscan, sus gustos y necesidades.

         Cuál es la necesidad del mercado? Realmente existe demanda para tu producto, bien o servicio? Cuando haces la investigación de mercado obtendrás respuestas para esta y muchas interrogantes útiles en el proceso de toma de decisiones. Realiza encuestas, este es un instrumento muy usado en la búsqueda de información, puede ser entrevistas cara a cara o vía electrónica, también tu propia experiencia o lo que has podido observar en el ambiente que te rodea con tus personas más allegadas.

          Así como estudias la demanda, también debes prestarle atención a la oferta ya existente, tu competencia, qué ofrecen, cuáles son sus debilidades y fortalezas. Así aumentas tus oportunidades y minimizas tus amenazas. Fíjate los precios que la competencia ofrece, esto te ayuda a determinar el tuyo.

           ¿ Quiénes serán tus clientes ? Al mismo tiempo también debes establecer tu target, es decir, a qué público te diriges, a quienes deseas satisfacer con tu propuesta, tomando en cuenta: edad, sexo, nivel socioeconómico, estilo de vida, ámbito geográfico, etc.

            No escuches voces negativas, es aconsejable que te rodees de personas que te puedan ayudar, que sean expertos en el tema, que ya hayan tenido experiencias similares de emprendimiento, que te sirvan de inspiración y motivación y así sean una herramienta de sabiduría para que tomes las mejores decisiones durante todo el proceso de emprender. Eso si, escucha a tus clientes una vez que el producto llegue a sus manos.

            Tu idea de negocio no debe ser vista como tu trabajo, debe ir más allá y convertirse en tu pasión, estar apasionado por tu idea y convencido de lo que ofreces es bueno y es lo mejor, es lo que ayudará a crecer tu negocio. Recuerda que todo comienza en tu cabeza y si tú mismo no estas convencido, te será muy difícil convencer a otros de adquirir tu producto, bien o servicio.

Por Lic. Addamar Timaure
Lic. En Administración mención Gerencia