legalizacion de empresas de emprendimiento

¿Por qué formalizar tú Emprendimiento?

   Muchas ideas de negocios comienzan y no llegan a crecer porque no se formalizan, ya que consideran que hacerlo es un proceso engorroso y que lleva tiempo lograrlo.  Al hablar de formalizar tú Emprendimiento se refiere al paso de constituir una empresa según los requisitos que impongan las leyes en cada país, darle personalidad jurídica al negocio, definir quiénes serán los socios, responsabilidades, objeto de la empresa, y sus estatutos.

   Siempre es aconsejable la asesoría de expertos para definir la forma jurídica más idónea para cada negocio, bien sea una compañía anónima, sociedad en nombre colectivo, sociedad en comandita, sociedad de responsabilidad limitada.

   También tenemos las cooperativas, con muchos ejemplos exitosos en Latinoamérica y el mundo, las cual son sociedades no mercantiles donde predomina el principio de la solidaridad.

   Por otra parte está la firma unipersonal, cuando es una sola persona quien responde ante terceros.

   Ventajas de formalizar tu Emprendimiento

  1. Brinda seguridad a los clientes, ya que se sentirán más confiados en adquirir un producto de calidad al tener una marca registrada.
  2. Te permite ser dueño de una nombre, una marca y publicitarla, por lo tanto el negocio tendrá la oportunidad de ser reconocido y de crecimiento.
  3. Cuando el negocio tiene personalidad jurídica, se le abren las puertas para negociar con entes gubernamentales y convertirse en proveedor de productos o servicios.
  4. También tendrá oportunidad de negociar con otras empresas, crear alianzas estratégicas; importar y exportar a nombre de la marca.
  5. Por otra parte, se le facilita la solicitud de créditos ante entidades bancarias o asociaciones que promueven el emprendimiento.
  6. Aunque algunos no lo piensen así, el pago de impuestos, tendrá más ventajas que desventajas. Te evitas el decomiso de la mercancía o multas en caso de fiscalizaciones por parte de los entes competentes en determinados momentos.

   Ten en cuenta que al formalizar tu idea de negocio, no estás haciendo un gasto, sino una inversión que se traduce en oportunidad de crecimiento y desarrollo empresarial.

Por Addamar Timaure

Lic. en Administración mención Gerencia