La base del emprendimiento: LA MOTIVACION

    Que importante es que estemos motivados cuando nos proponemos  llevar a cabo una meta. Siempre es necesario esa fuerza que nos impulsa a satisfacer nuestros deseos o necesidades. Sin ese impulso, nuestros planes solo podrían llegar hasta allí sin lograr desarrollarlos y convertirlos en una realidad, bien sea para emprender una idea de negocios o cualquier propósito en nuestra vida personal o laboral.

    Para Maslow (1943), psicólogo norteamericano, “la motivación es el impulso que tiene el ser humano de satisfacer sus necesidades”.

    Por su parte, Chiavenato (2000) define a la motivación “como el resultado de la interacción entre el individuo y la situación que lo rodea”. Dependiendo de la situación que viva el individuo en ese momento y de cómo la viva, habrá una interacción entre él y la situación que motivará o no al individuo.

    De allí la importancia de la motivación cuando emprendemos una idea de negocios, si no sentimos la necesidad real de satisfacer una necesidad no estaremos motivados, y esa motivación variará para cada individuo dependiendo de la situación que viva en determinado momento.

    Además, La Real Academía Española (2014) define Emprender como “Acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro”.

   Por lo tanto, son múltiples las razones que nos motivan a emprender y asumir los riesgos y dificultades que conlleva este proceso, pero también la satisfacción que trae una vez concretada tu idea. Algunos motivos podrían ser: por realización personal, por pasión, creatividad, por desarrollo profesional, para crear más y mejores oportunidades para quien emprende y su familia, por tradición familiar, para  ser nuestro propio jefe y mejorar la rentabilidad, para lograr independencia y así controlar nuestro tiempo, recursos y esfuerzo; puede ser porque anhelamos poder, reconocimiento social, estatus social, para aportar a la sociedad un granito de arena y generar fuentes de empleo, y así quizás muchos otros motivos.

“Un hombre con una nueva idea es un loco hasta que ésta triunfa”. Mark Twain.

“Si hubiera preguntado a mis clientes qué es lo que necesitaban, me hubieran dicho que un caballo más rápido”. Henry Ford.

 

Por: Addamar Timaure

Lic. Administración mención Gerencia